Skip to main content

Santo Domingo. – Siempre que pensamos en energía eléctrica nos llegan a nuestra memoria recuerdos, ya sea por la falta de esta, por las caras tarifas o por las elevadas facturas que nos son enviadas por las distribuidoras que manejan la comercialización de este bien o servicio.


En muchos de estos casos no nos detenemos a pensar en la forma como está estructurado este negocio, cuáles son sus actores principales, cuales factores influyen en los precios que pagamos por la energía consumida en la actualidad, que derechos tenemos como consumidores, peor aún no sabemos cuáles organismos se encuentran en la obligación de darnos asistencia gratuita para resolver nuestros inconvenientes con las prestadoras de este servicio.

Empezaremos haciendo un breve reseña sobre los inicios de nuestro sistema y cómo ha evolucionado en el tiempo hasta nuestros días.

El Sistema Eléctrico nacional se inició en 1928, cuando mediante decreto presidencial se autorizó la creación de la Compañía Eléctrica de Santo Domingo, la cual quedó encargada de generar, construir, rehabilitar y extender las redes de transmisión y distribución de energía eléctrica.

Posteriormente, en el año 1954 el Congreso Nacional aprobó la Ley 4018 que declaró de alto interés nacional la adquisición por el Estado de las compañías que entonces producían, transmitían y distribuían electricidad al público en general, siendo esta luego adquirida en el año 1955, a partir de esta acción en este mismo año se crea mediante el decreto No.555 de fecha 19 de enero de 1955, se creó la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE) en fecha 21 de abril de 1955 el Congreso Nacional aprobó la Ley Orgánica de la Corporación Dominicana de Electricidad (Ley No. 4115) que le otorgó jurisdicción y autonomía a esa corporación para ejercer la autoridad eléctrica en el territorio de la República Dominicana de manera exclusiva.

Mediante decreto del Poder Ejecutivo No. 584 del 1979, se creó la Comisión Nacional de Energía, la cual bajo la dirección de la Secretaría de Estado de Industria y Comercio se le atribuyeron las funciones de RESUMEN LEY GENERAL DE ELECTRICIDAD DE LA REPÚBLICA DOMINICANA.

Con el objetivo de promover el desarrollo del sector energético, en el año 1990 se promulgó la Ley 14-90 sobre Incentivo al Desarrollo Eléctrico Nacional, estableciendo incentivos y amnistías fiscales a las empresas que se dedicaren a la producción de energía eléctrica.

En el año 1992, se inició el proceso de reestructuración de la Corporación Dominicana de Electricidad, cuando el gobierno dominicano promovió conversaciones con organismos internacionales para diseñar un proyecto de Reforma y Reestructuración del Sistema Eléctrico Dominicano. Como resultado de estas conversaciones y posteriores trabajos, el Presidente de la República introdujo al Congreso Nacional el Proyecto de Ley General de Electricidad el día 27 de diciembre del año 1993. Sin embargo, las modificaciones introducidas por el Congreso Nacional alteraron aspectos fundamentales de la nueva visión que se pretendía dar al mercado eléctrico. En vista de la imposibilidad material de conformar un proyecto de ley acorde con los intereses de todas las partes que conforman el sistema eléctrico dominicano, para el año 1997 el gobierno dominicano inició el proceso de reestructuración del sector eléctrico en conjunto con otras empresas estatales. A estos fines, fue promulgada la Ley General de la Reforma de la Empresa Pública No.141-97, marco legal que sirvió de base para la capitalización de la Compañía Dominicana de Electricidad (CDE).

Para los efectos de la capitalización establecida en la Ley No.141-97, se crearon cinco nuevas empresas a partir del aporte de los activos de propiedad de la CDE. Dos de estas empresas están dedicadas a la actividad de generación de electricidad (Empresa Generadora de Electricidad Itabo y Empresa Generadora de Electricidad Haina). Las otras tres empresas se dedican a la distribución de electricidad (Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte, Empresa Distribuidora de Electricidad del Este y Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur).

Todos los demás activos, incluyendo los de transmisión y generación hidroeléctrica quedaron a cargo de la CDE.

Como consecuencia de no contar con una nueva Ley General de Electricidad para el año 1997, fue necesario utilizar la legislación vigente para establecer el marco regulatorio que regiría las empresas capitalizadas. A los fines de complementar la falta de una legislación eléctrica adecuada, mediante el Decreto No.118-98 se creó la Superintendencia de Electricidad, bajo la dependencia de la Secretaría de Estado de Industria y Comercio.

Otro organismo que interviene en el negocio eléctrico es el Organismo Coordinador, este se crea con la finalidad de coordinar las actividades de las empresas de generación y transmisión.

Fue creado para realizar la coordinación de las actividades de las empresas de generación y transmisión en el marco regulatorio del Subsector Eléctrico establecido en la Resolución No. 235 de la Secretaría de Estado de Industria y Comercio de fecha 29 de octubre de 1998. El artículo 38 de la Ley General de Electricidad No. 125-01 define como las principales funciones del Organismo Coordinador las siguientes:
• Planificar y coordinar la operación de las centrales generadoras de electricidad, de las líneas de transmisión, de la distribución y comercialización del Sistema a fin de garantizar un abastecimiento confiable y seguro de electricidad a un mínimo costo económico.
• Garantizar la venta de la potencia firme de las unidades generadoras del Sistema.
• Calcular y valorizar las transferencias de energía que se produzcan por esta coordinación.
Facilitar el ejercicio del derecho de servidumbre sobre las líneas de transmisión.

La Superintendencia de Electricidad de la República Dominicana es una institución descentralizada del Estado Dominicano con personalidad jurídica de derecho público, con patrimonio propio y capacidad para adquirir, ejercer derechos y contraer obligaciones, que se relacionará con el Poder Ejecutivo por intermedio de la Comisión Nacional de Energía.

Está llamada a fiscalizar y supervisar el cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias, así como las normas técnicas en relación con la generación, la transmisión, la distribución y la comercialización de electricidad.

La institución fue creada mediante la Ley General de Electricidad No.125-01 promulgada por el Poder Ejecutivo en fecha 26 de Julio del 2001 y la administración corresponderá a un Consejo integrado por un (1) presidente y dos (2) miembros designados por el Poder Ejecutivo y ratificados por el Congreso Nacional. Ostentará el cargo de Superintendente quién sea señalado como Presidente del Consejo.

En una próxima entrega continuaremos describiendo los aspectos del negocio donde intervienen los demás agentes y organismos descentralizados llamados a velar por el cumplimiento de las normas a favor de los clientes o usuarios del servicio.

Leave a Reply

Close Menu